¿Como expresar mis sentimientos de rabia y dolor al ver todos los animales que una vez fueron salvajes y libres estando ahora sobreviviendo en jaulas poco más largas de dos pasos?

Una pregunta:

¿Es excitante poder ver a los animales de cerca en los zoos o en circos o es bonito verlos disfrutar de su libertad en plena naturaleza, alimentando a los suyos, cazando libremente por sus tierras y verlos crecer felices?

Yo no se lo que preferiran ustedes, pero yo me quedo con lo segundo.

En 1770 Carlos III ordenó construir en Madrid la Casa de Fieras sus intenciones eran muy claras: exponer bestias de diferentes especies, enviadas generalmente de América por los virreyes españoles, para el asombro y divertimento de las gentes de la capital.

Han pasado más de dos siglos y el concepto de zoológico, aseguran los grupos ecologistas, no ha cambiado demasiado. Sólo unos pocos son algo más que simples negocios (parques de atracciones con animales) y dedican esfuerzos al estudio y la conservación.

Como sociedad deberíamos preguntarnos si este entretenimiento justifica el sufrimiento animal, ellos viven y mueren en sus jaulas y el circo y los zoologicos afirman que es para entretenerle a usted.

¿Entretener?
¿Ver un montón de animales enjaulados y haciendo peripecias es entretener?

¿Tiene sentido conservar animales prisioneros cuando en sus lugares de origen están siendo exterminados por cazadores y granjeros?

Me gustaria ver a muchas de estas personas en la misma situación que estos pobres animales privados de su libertad.
Como cualquier ser humano, tienen derechos.

Los pobres animales recien nacidos nunca sabran de la existencia de una vida mejor que una vez tubieron sus padres.